Los objetivos de la hidroponia, desde que se concibe son:

Producir de una manera más eficiente, es decir utilizar más racionalmente el agua, los nutrientes, el espacio, la inversión etc.

Y ahora el reto es aun mayor dado que es necesario considerar no solo la capacidad de generar alimentos, sino también  el impacto ambiental, la inocuidad de los vegetales producidos, la difusión de conceptos que no creen ambigüedades o confusiones que llevan a conceptualizaciones erroneas.

 

 

Hace más de cuarenta años se pensó que la hidroponia sería la manera de producir en el futuro, y ese futuro esta llegando, sobre todo cuando vemos los desarrollos de países como Israel, Japón, Holanda. Es aquí cuando nos atrevemos a plantear que la hidroponia, también juega un papel importante en al ámbito económico, dado que en su utilización es una garantía de la inversión y eleva el valor de un producto.

La investigación y la metodología siguen avanzando, y ahora el reto es que esta herramienta del conocimiento humano realmente disperse bienestar a todo la sociedad, ya que si bien se puede desplegar con todo el recurso, también es posible aplicarla desde condiciones y con recursos muy básicos y en general el reto de la humanidad es producir alimento para todos los habitantes del planeta, esperamos que esto sea un medio para lograrlo.

Esta concepción da origen a tres vertientes de la Hidroponia.

La hidroponia tecnificada que se realiza con fines comerciales

La hidroponia social

La hidroponia como investigación y generación de conocimiento.